Calçotada en Perú

Ayer mi amigo Pedro me llamó por teléfono para improvisar una parrillada en mi casa en Trujillo, Perú. Me fuí al mercado de la Hermelinda con Claudia y Oscar y pudimos comprar calçots, aquí en Perú llamados “poros”.

Hicimos una calçotada con salsa romescu buenísima. Os dejo la receta de la salsa que improvisamos, al no tener todos los ingredientes, pero que quedó riquísima:

Ingredientes:
2 pimientos rojos
4 tomates
4 ajos
La miga de una barra de pan, medio duro
150 gramos de almendras
Aceite de oliva
Sal
Pimienta

Preparación:
Ponemos el horno a calentar y asamos los tomates, los pimientos y los ajos.
Picamos las almendras y las tostamos un poco en una sartén.
Con una batidora, desmenuzamos la miga de la barra de pan.
Vamos añadiendo a la batidora, progresivamente, un chorrito de aceite, la sal, pimienta, la almendra, los tomates, los pimientos y los ajos asados.
Puedes corregir a gusto con la sal y el aceite, pero no te pases, ves probándola si eso.

Volando voy, volando vengo

Últimamente no paro de viajar, estoy entre Perú, España y Malí, para dedicarme al proyecto solidario de WSF en Perú y al proyecto solidario de WSF en Malí, pero también por intereses personales.

Hace unos meses que me he divorciado y el piso en alquiler se lo ha quedado mi exmujer. Yo ahora prefiero ahorrar un alquiler en España, caro e innecesario, y aprovechar para dedicarme más a los proyectos en Mali y Perú.

Sopa de piedra

… llamaron a la puerta, un extraño pedía algo que llevarse a la boca.

– No tengo nada ahora – dijo la mujer al otro lado de la puerta

– No se preocupe – dijo el extraño – en mi bolsa llevo una piedra de hacer sopa, si me permite echarla en una olla de agua hiriviendo, le prepararé la mejor sopa del mundo.

La mujer no pudo evitar sentir curiosidad y accedió. Puso agua al fuego y corrió a contar a sus vecinos lo que ocurría en su cocina. Cuando el agua rompió a hervir, el vecindario al completo se encontraba en el lugar para ver al extraño y su sopa.

Con mucha calma, el extraño, sacó una piedra limpia y lisa de su bolsa y la dejó hundirse suavemente al fondo de la olla. Pasados un par de minutos, cogió la cuchara de madera y con mucha ceremonia probó una cucharada de la sopa.

– ¡Deliciosa!… aunque sería magnífica con unas patatas

Al fondo de la cocina se oyó la voz de una mujer:

– ¡Yo tengo en casa! – y al poco rato allí se presentó con unas patatas recién peladas que fueron a parar a la olla junto a la piedra

Al cabo de un rato, el extraño, volvió a probar la sopa:
-¡Magnífica! … aunque sería maravillosa con unas verduras
– Ahora vengo con ellas dijo un hombre – y de esa forma, las verduras se incorporaron a la sopa.

Tiempo después el extraño volvió a poner a prueba el sabor de la sopa
– ¡Maravillosa! … pero sería exquisita con un poco de carne

Y de esta forma el vecindario siguió ejerciendo de proveedor hasta que tras otra prueba, el extraño dijo con seguridad:
– La sal… – y tras añadir la sal y dar su aprobación a la receta dijo- ¡Platos para todos!

Entonces los vecinos fueron corriendo a sus casas a buscar platos. Y de esta forma disfrutaron, en compañía, de las generosas raciones servidas por el extraño y del fruto de su colaboración conjunta …

Esta historia tiene tantas versiones como gente que la cuenta pero tienen como punto en común la colaboración de las personas para elaborar todos juntos una receta.

Podemos sacar un par de interpretaciones:

1.- Colaborando todos juntos y cooperando podemos mejorar y obtener un bien común.
2.- Si quieres que la gente se involucre en tus proyectos, no les digas que les necesitas desesperadamente ni apeles a su amabilidad. Dales la oportunidad de ser parte del éxito.

Aunque mirando el fondo de la historia alguien podría preguntarse si no significa más bien que algunos caraduras pueden aprovecharse de la ingenuidad de los demás aportando algo inerte, siempre podremos contestarles que la piedra ayuda a mantener el calor de la sopa por más tiempo.

Copy&Paste de Erreache. Más info en Wikipedia.

Es triste de pedir

A veces es triste pedir ayuda y que te lleven a la hoguera, pero sólo a veces, porque (y hablo por mi) yo me he llevado una grata sorpresa cada vez que he pedido ayuda por internet, viendo la calurosa colaboración de la gente.

El problema son algunos inquisidores que les gusta de llevar a la gente a la hoguera, muchas veces no movidos por una fiel convicción, sino por una mania persecutoria crónica.

Pero por suerte, al final se acaba sabiendo quién pedía de forma lícita para ayudar y quién no.

Ayuda a Antonio Ntutum

Conocí a Antonio Ntutum, de Guinea Ecuatorial, mientras estudiabamos juntos. Ahora 4 años después, me lo encuentro en Madrid, durmiendo y comiendo en beneficiencia, sufriendo por su pérdida de empleo y la imposibilidad de encontrar un nuevo trabajo.

Antonio se casó y tuvo una hija, y quiere regresar a Guinea Ecuatorial para estar con ellos, pero no tiene dinero para el billete de avión: 550€

Para él es una cantidad enorme, pero estoy seguro que entre todos podemos ayudarle, con 5€ o 10€, para que pronto esté junto a su esposa e hija.

Si quieres ayudarle, puedes hacer un ingreso en la cuenta bancaria de el Banco Santander 0049 2773 44 2194060018
a nombre de Ntutumu Abeng Antonio.

No olvides poner tu nombre como concepto del ingreso, ya que nos gustaria hacer una lista de las personas que han donado y de la cantidad, para que todo sea transparente.

Hemos creado un grupo en Facebook: Amigos de Antonio Ntutum.

Actualización: Isabel Vázquez me acaba de avisar de que ella ha donado 50€ para el billete de Antonio, parece que esto funciona… ¡gracias!

Si haceis algún ingreso, comentarlo, y actualizamos la lista:

Isabel Vázquez 50€
David Campoy 60€
Javier Muñoz 50€
Alfred López 20€

Nadie te recordará por tus pensamientos secretos

Si por un instante Dios se olvidara de que soy una marioneta de trapo y me regalara un trozo de vida, posiblemente no diría todo lo que pienso, pero en definitiva pensaría todo lo que digo.

Daría valor a las cosas, no por lo que valen, sino por lo que significan.

Dormiría poco, soñaría más, entiendo que por cada minuto que cerramos los ojos, perdemos sesenta segundos de luz. Andaría cuando los demás se detienen, despertaría cuando los demás duermen. Escucharía cuando los demás hablan y cómo disfrutaría de un buen helado de chocolate!

Si Dios me obsequiara un trozo de vida, vestiría sencillo, me tiraría de bruces al sol, dejando descubierto, no solamente mi cuerpo, sino mi alma.

Dios mío si yo tuviera un corazón, escribiría mi odio sobre el hielo, y esperaría a que saliera el sol. Pintaría con un sueño de Van Gogh sobre las estrellas un poema de Benedetti, y una canción de Serrat sería la serenata que le ofrecería a la luna. Regaría con mis lágrimas las rosas, para sentir el dolor de sus espinas, y el encarnado beso de sus pétalos…

Dios mío, si yo tuviera un trozo de vida… No dejaría pasar un sólo día sin decirle a la gente que quiero, que la quiero.

Convencería a cada mujer u hombre que son mis favoritos y viviría enamorado del amor.

A los hombres les probaría cuán equivocados están al pensar que dejan de enamorarse cuando envejecen, sin saber que envejecen cuando dejan de enamorarse! A un niño le daría alas, pero le dejaría que él solo aprendiese a volar. A los viejos les enseñaría que la muerte no llega con la vejez, sino con el olvido. Tantas cosas he aprendido de ustedes, los hombres… He aprendido que todo el mundo quiere vivir en la cima de la montaña, sin saber que la verdadera felicidad está en la forma de subir la escarpada. He aprendido que cuando un recién nacido aprieta con su pequeño puño, por primera vez, el dedo de su padre, lo tiene atrapado por siempre.

He aprendido que un hombre sólo tiene derecho a mirar a otro hacia abajo, cuando ha de ayudarle a levantarse. Son tantas cosas las que he podido aprender de ustedes, pero realmente de mucho no habrán de servir, porque cuando me guarden dentro de esa maleta, infelizmente me estaré muriendo.

Siempre di lo que sientes y haz lo que piensas. Si supiera que hoy fuera la última vez que te voy a ver dormir, te abrazaría fuertemente y rezaría al Señor para poder ser el guardián de tu alma. Si supiera que esta fuera la última vez que te vea salir por la puerta, te daría un abrazo, un beso y te llamaría de nuevo para darte más. Si supiera que esta fuera la última vez que voy a oír tu voz, grabaría cada una de tus palabras para poder oírlas una y otra vez indefinidamente. Si supiera que estos son los últimos minutos que te veo diría “te quiero” y no asumiría, tontamente, que ya lo sabes.

Siempre hay un mañana y la vida nos da otra oportunidad para hacer las cosas bien, pero por si me equivoco y hoy es todo lo que nos queda, me gustaría decirte cuanto te quiero, que nunca te olvidaré.

El mañana no le está asegurado a nadie, joven o viejo. Hoy puede ser la última vez que veas a los que amas. Por eso no esperes más, hazlo hoy, ya que si el mañana nunca llega, seguramente lamentarás el día que no tomaste tiempo para una sonrisa, un abrazo, un beso y que estuviste muy ocupado para concederles un último deseo. Mantén a los que amas cerca de ti, diles al oído lo mucho que los necesitas, quiérelos y trátalos bien, toma tiempo para decirles “lo siento”, “perdóname”, “por favor”, “gracias” y todas las palabras de amor que conoces.

Nadie te recordará por tus pensamientos secretos.

Gabriel García Márquez

Viaje a Perú

Ayer llegamos a Perú, despues de más de 10 horas de vuelo en avión y 10 horas en autocar de Lima a Trujillo.

Durante el día visitamos los diferentes comedores infantiles que tiene la Ong de nuestro amigo Joan, y pudimos ver la gran labor que llevan haciendo durante más de 5 años.

Ferran en Perú

En los comedores infantiles cuidan de los niños, de unos 2 años de edad, mientras sus padres están trabajando. Les dan de comer, unas pequeñas clases de pre-escolar, mucho cariño y un rato de juegos.